logo |

Noticias

    Página de inicio   >     Industria    >     Texto principal

    ¿Las criptomonedas son dinero falso?

    Extracto:Incluso muchos se preguntan si siquiera son dinero; aquí algunas reflexiones de lo que significan hoy día.

      Un intenso debate se lleva a cabo en estos días sobre la relevancia que han tomado las criptomonedas en los meses recientes, especialmente con el espectacular repunte del bitcoin.

      El calificativo es acertado, la ganancia del bitcoin en los meses recientes es realmente espectacular; apenas en abril del año pasado cotizaba alrededor de 6,800 dólares, mientras que actualmente se ubica en 32 mil 700 dólares, sin considerar que llegó a cotizar en un máximo de 40 mil 800 dólares. Visto así, en su punto más alto de cotización la ganancia del bitcoin llegó a ser de 498.52 por ciento, mientras que respecto a su último nivel se observa un avance de 380.88 por ciento. En el primer caso el bitcoin llegó a valer prácticamente 5 veces más que su nivel de abril de 2020 y actualmente está casi 4 veces arriba de dicho valor, por donde se le vea es un avance singular.

      Por supuesto que las variaciones siguen siendo significativas, tan sólo respecto a su mayor nivel la criptomoneda más popular muestra un descenso de 19.85 por ciento, quien entró a comprar bitcoin en su nivel más alto registrado hasta el momento, cuando algunas previsiones hablaban de que llegaría a 100 mil dólares o más, no viven su mejor momento.

      Pero la volatilidad extrema será una característica que perdure en esta criptodivisa en particular y en todas en general porque no debemos olvidar que estamos en un mercado relativamente inmaduro, que se mueve de entrada por otras reglas, no obedece de entrada las políticas clásicas monetarias y eso es un gran desafío.

      Pero de regreso a la pregunta, ¿las criptomonedas son dinero falso?, hay algunas observaciones que deben hacerse para llegar a una conclusión más o menos satisfactoria.

      Las criptomonedas como señalamos no se mueven por factores monetarios clásicos, esa es la primera gran diferencia con respecto a las monedas que conocemos; pero cabría otra pregunta, ¿estamos ante un cambio de patrón monetario?

      En este caso hay indicios que nos pueden llevar a concluir que sí, que las reglas del juego empiezan a cambiar para las monedas como el dólar estadounidense, la libra esterlina, el euro, el yen, franco suizo, y prácticamente todas las monedas clásicas del mundo. Estamos en un escenario muy distinto. Pero a diferencia de lo que pudiera pensarse, la pandemia no fue la causa de este cambio, aunque sí lo aceleró; el cambio ya se gestaba desde hace tiempo, prácticamente inició justo con la pasada crisis, la de 2008, y coincidentemente o no, con la aparición del bitcoin en el año 2009.

      Emisión de dinero, un barril sin fondo

      Los bancos centrales del mundo, pero sobre todo los de los países industrializados, han emitido dinero sin ton ni son desde los años 2008-2009 para tratar de contrarrestar los efectos de la crisis financiera y evitar que con ello la economía global caiga en un proceso similar al de la Gran Depresión, de los años 30 del siglo pasado. Hasta ahora en apariencia lo han logrado, pero a un costo muy elevado y todavía no está claro si de verdad evitarán el gran colapso porque cada vez se requiere más y más dinero para evitar el desplome económico.

      En 2008 la emisión de dinero por parte de la Fed de Estados Unidos alcanzó los 800 mil millones de dólares, mientras que ahora se calcula que al final de la crisis provocada por la pandemia la emisión de dinero nuevo haya alcanzado la cantidad de 5 billones de dólares.

      Lo relevante es que este dinero no tiene sustento alguno, no hay respaldo en productividad ni en crecimiento económico ni en crecimiento sostenido, nada de eso existe hoy día en gran parte del mundo industrializado.

      Así, la gran similitud entre los mineros de las criptodivisas y los bancos centrales tienen una particularidad en común, ambos emiten dinero, pero habría que preguntarse cuál de los dos “formatos” de dinero que se emiten tiene más respaldo, cuál tiene menos vicios, cuál es más sólido por lo que está detrás del mismo.

      Quizás no hemos llegado al punto en el que las criptomonedas reemplacen a las divisas clásicas, pero todo indica que el blockchain es tecnología real, plenamente confiable y como el dinero depende de la confianza, el bitcoin ha empezado a ganar un lugar en el panorama monetario, panorama que ha empezado a cambiar para siempre.

      ¿Qué tan profundos serán los cambios?, sólo el tiempo lo dirá, pero las criptomonedas han ganado terreno y parece que es sólo el principio.

    1611555399(1).jpg

      Te arrepientes de no adquirir unos bitcoins antes? No te pongas triste al tanto, ya se publicó un nuevo proyecto que se llama WikiBit, como el bitcoin de futuro. Se aplicará en el sistema informático crediticio de Internet.

      Fácil de conseguirlo:

      1. ¡Haz click y obtén!

      https://www.wikibit.cc/

      2. ¡Ingresa tu dirección ETH para recibir 100 WikiBit!

      3. ¡Invita a los demás para recibir extra 1500 WikiBit al máximo!

      total ------- 1600wikibit!!!!

      Su valor aumentará por múltiples veces en el futuro, no te pierdas la preciosa oportunidad!!!

    últimas noticias

    United Arab Emirates Dirham

    • United Arab Emirates Dirham
    • Australia Dollar
    • Canadian Dollar
    • Swiss Franc
    • Chinese Yuan
    • Danish Krone
    • Euro
    • British Pound
    • Hong Kong Dollar
    • Hungarian Forint
    • Japanese Yen
    • South Korean Won
    • Mexican Peso
    • Malaysian Ringgit
    • Norwegian Krone
    • New Zealand Dollar
    • Polish Zloty
    • Russian Ruble
    • Saudi Arabian Riyal
    • Swedish Krona
    • Singapore Dollar
    • Thai Baht
    • Turkish Lira
    • United States Dollar
    • South African Rand

    United States Dollar

    • United Arab Emirates Dirham
    • Australia Dollar
    • Canadian Dollar
    • Swiss Franc
    • Chinese Yuan
    • Danish Krone
    • Euro
    • British Pound
    • Hong Kong Dollar
    • Hungarian Forint
    • Japanese Yen
    • South Korean Won
    • Mexican Peso
    • Malaysian Ringgit
    • Norwegian Krone
    • New Zealand Dollar
    • Polish Zloty
    • Russian Ruble
    • Saudi Arabian Riyal
    • Swedish Krona
    • Singapore Dollar
    • Thai Baht
    • Turkish Lira
    • United States Dollar
    • South African Rand
    Tasa de cambio actual  :
    --
    Ingrese el importe
    United Arab Emirates Dirham
    Importe canjeable
    -- United States Dollar
    Recordatorio de riesgo

    Los datos de WikiFX se obtienen de información oficial de agencias reguladoras de forexs en varios países, como British FCA, ASIC de Australia, etc. El contenido publicado también es jobjetivo y práctico y no cobra tarifas de relación pública, tarifas de publicidad, tarifas de clasificación o tasas de falsificación de datos. WikiFX hará todo lo posible para mantener la consistencia y sincronización de nuestros datos con los datos de las agencias reguladoras y otras partes de datos autorizados, pero no garantiza ser coherente y sincronizado con ellos en tiempo real.

    En vista de las complejidades de la industria cambiaria, no se excluye que existen brokers de forex obtengan registros legales de autoridades reguladoras a través del engaño. Si los datos publicados por WikiFX no corresponden a la situación real, utilice las funciones de "Reclamación" y "Corrección" de WikiFX para indicarnos. Así que verificaremos y publicaremos a tiempo los resultados relevantes.

    Las divisas, los metales preciosos y los contratos de diferencia (trading extrabursátil) son productos apalancados, existe un mayor riesgo, puede ocasionar la pérdida del capital de su inversión, invierta racionalmente.

    Recordatorio especial, la información que se incuye en WikiFX es solo de referencia y no se sirve como consejo de inversión. El cliente selecciona la plataforma de cambio de forex de su preferencia. Los riesgos que conlleva el funcionamiento de la plataforma no están relacionados con WikiFX, el cliente deberá asumir las consecuencias y responsabilidades relevantes.