logo |

Noticias

    Página de inicio   >     Industria    >     Texto principal

    Este es el escenario alcista en los petroprecios, y no es de corto plazo

    Extracto:La cotización del brent ya tocó los 80 dólares por barril; estamos ante un contexto de mayores presiones para el mundo, y muchas consecuencias

      Los mercados de energía son el tema de moda. Las naciones productoras de petróleo explotan sus poderes de mercado temporales y mantienen un lento camino de flexibilización de la oferta.

      En consecuencia, los precios del petróleo superaron los 80 dólares por barril. Es un hecho que los mercados de la energía tienen precios altos, pero también vemos la dinámica actual como característica de las sacudidas habituales en torno a los picos de los ciclos.

      Especialmente los mercados de gas natural parecen haberse adelantado a sí mismos, descartando cómo se han activado varios mecanismos de mercado de autocorrección.

      En ese sentido, los análisis ven más potencial a la baja que al alza para finales de este año. Dicho esto, los últimos meses han demostrado que el clima y la política aún pueden empeorar las cosas. Factores como intervenciones políticas inoportunas podrían impulsar en lugar de calmar los feroces mercados energéticos de hoy.

      La crisis energética parece una serie popular que cada semana trae un episodio nuevo del que se habla mucho.

      Hace poco las naciones petroleras decidieron mantener su plan de levantar gradualmente las restricciones al suministro de petróleo, en contra de las expectativas de una relajación más rápida dadas las condiciones del mercado.

      En consecuencia, los precios del petróleo superaron los muy vigilados 80 dólares por barril, un nivel visto por última vez en 2018. La dinámica actual del mercado sigue llena de sorpresas y está impulsada por diversos ciclos de retroalimentación positivos a corto plazo.

      Es así como los analistas ven los eventos como característicos del crecimiento artificial de los precios que generalmente ocurre alrededor del pico de los ciclos, y no como el resultado de tendencias estructurales más duraderas.

      Detrás de los titulares, los mecanismos de autocorrección del mercado se han puesto en marcha. En el caso del petróleo, la producción de shale en Estados Unidos continúa expandiéndose debido al flujo de efectivo que promete a los productores.

    Business-Intelligence-Analytics.jpg

      La demanda de petróleo está bajo presión, a corto plazo, debido a los últimos contratiempos de la cadena de suministro relacionados con China y los altos precios de los combustibles, que afectan los presupuestos familiares; a largo plazo, a medida que se acelera potencialmente el cambio hacia los vehículos eléctricos.

      Esta es la estrecha cresta en la que se equilibran las naciones petroleras, la maximización de las ganancias de su riqueza petrolera finita frente a la aceleración de la desaparición a largo plazo del petróleo.

      Para mercados de gas natural y electricidad ajustados, el carbón es habitualmente el último recurso. La minería del carbón se ha recuperado en los Estados Unidos y Australia, entre otros, y estos cargamentos adicionales encontrarán su camino hacia Europa o Asia.

      China anunció que reduciría la burocracia en la minería del carbón nacional para aliviar la escasez, la medida más importante para aliviar la crisis energética. El complejo energético europeo parece haberse adelantado a sí mismo.

      Fundamentalmente, el déficit de almacenamiento de gas natural no ha aumentado mucho desde el verano.

      Hacia adelante, el cambio hacia el carbón y el eventual repunte de los flujos de gas ruso deberían calmar los temores extremos sobre el suministro reflejados en los precios récord de hoy. Los precios de Estados Unidos se beneficiaron en gran medida de un repunte del estado de ánimo, descartando lo cómodos que son los niveles de almacenamiento en los Estados Unidos y especialmente en Canadá. Por supuesto, los últimos meses han sido una lección de que las cosas aún pueden empeorar.

      Los mercados energéticos siguen siendo propensos a los riesgos climáticos, como una ola de frío temprana o interrupciones del suministro, o especialmente a la política.

      Medidas como restricciones al comercio o mandatos para aumentar las reservas nacionales se sumarían a la escasez. Desafortunadamente, el pasado ha demostrado que la política puede ser bastante inoportuna, alimentando mercados feroces en lugar de aliviarlos. Este es el escenario alcista.

    Recordatorio de riesgo

    Los datos de WikiFX se obtienen de información oficial de agencias reguladoras de forexs en varios países, como British FCA, ASIC de Australia, etc. El contenido publicado también es jobjetivo y práctico y no cobra tarifas de relación pública, tarifas de publicidad, tarifas de clasificación o tasas de falsificación de datos. WikiFX hará todo lo posible para mantener la consistencia y sincronización de nuestros datos con los datos de las agencias reguladoras y otras partes de datos autorizados, pero no garantiza ser coherente y sincronizado con ellos en tiempo real.

    En vista de las complejidades de la industria cambiaria, no se excluye que existen brokers de forex obtengan registros legales de autoridades reguladoras a través del engaño. Si los datos publicados por WikiFX no corresponden a la situación real, utilice las funciones de 'Reclamación' y 'Corrección' de WikiFX para indicarnos. Así que verificaremos y publicaremos a tiempo los resultados relevantes.

    Las divisas, los metales preciosos y los contratos de diferencia (trading extrabursátil) son productos apalancados, existe un mayor riesgo, puede ocasionar la pérdida del capital de su inversión, invierta racionalmente.

    Recordatorio especial, la información que se incuye en WikiFX es solo de referencia y no se sirve como consejo de inversión. El cliente selecciona la plataforma de cambio de forex de su preferencia. Los riesgos que conlleva el funcionamiento de la plataforma no están relacionados con WikiFX, el cliente deberá asumir las consecuencias y responsabilidades relevantes.